Pensamiento crítico, un valor indispensable para un líder estratégico-I+L
527
post-template-default,single,single-post,postid-527,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
 
pensamiento-critico-inteligencia-liderazgo

20 Oct Pensamiento crítico, un valor indispensable para un líder estratégico

Según Benjamin Ray Ogden, autor del artículo “Butter Bar to Four Star – Deficiencies in Leader Development”, la formación de líderes estratégicos en el Ejército de los Estados Unidos, adolece de una falta de capacitación en las habilidades de pensamiento crítico.

En opinión del Teniente Coronel norteamericano, para ser considerado un líder estratégico se deben alcanzar tres competencias: competencia conceptual que se ocupa de las habilidades de pensamiento específicas, competencia técnica que incluye el conocimiento de los sistemas externos y la competencia interpersonal para la creación de consenso crítico y facilitar la comunicación.

Algunos psicólogos definen el pensamiento crítico como “pensamiento razonado con un propósito” que “depende de tres habilidades”:

  • Apreciar que sus propias opiniones pueden estar equivocadas.
  • Aceptar afirmaciones como verdaderas incluso cuando entran en conflicto con sus propios puntos de vista.
  • Adoptar temporalmente una posición inicial con la que no se está de acuerdo, y luego razonar desde ese punto de partida.

Los líderes que abrazan y dominan este arte deben tener la capacidad de reconocer sus propios prejuicios, evitar falacias y cuestionar objetivamente supuestos cuando se enfrentan a ideas nuevas o existentes.

Estas habilidades son vitales para liderar grupos en entornos inciertos y cambiantes en los que las soluciones convencionales pueden ser obsoletas.

Honestidad intelectual y amplitud mental

Ya no solamente un líder, sino cualquier persona que piense de manera crítica debería:

  • Formular problemas y preguntas fundamentales con claridad y precisión. abierta.
  • Reunir y evaluar todo tipo de información, no sólo aquella que favorece un determinado punto de vista, e interpretarla correctamente.
  • Llegar a conclusiones y soluciones bien razonadas, sometiéndolas a prueba, confrontándolas con criterios y estándares relevantes.
  • Comunicarse de manera efectiva con otros para idear soluciones a problemas complejos.
  • Pensar con mente abierta, reconociendo y evaluando, según sea necesario, los supuestos, implicaciones y consecuencias prácticas de sus pensamientos.

En sentido amplio, pensar críticamente está relacionado con la razón, la honestidad intelectual y la amplitud mental en contraposición a lo emocional, a la pereza intelectual y a la estrechez mental (mente estrecha).

En consecuencia, pensar críticamente involucra seguir el hilo de las evidencias hasta donde ellas nos lleven, tener en cuenta todas las posibilidades, confiar en la razón más que en la emoción, ser precisos y considerar toda la gama de posibles puntos de vista y explicaciones.  Además es importante sopesar los efectos de las posibles motivaciones y prejuicios, estar más interesados en encontrar la verdad que en tener la razón, no rechazar ningún punto de vista aunque sea impopular, ser conscientes de nuestros sesgos y prejuicios para impedir que influyan en nuestros juicios.

Acceda al documento completo aqui



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies