Gema Piñeiro: "El detective digital debería ser un hecho"-I+L
2411
post-template-default,single,single-post,postid-2411,single-format-standard,theme-bridge-2020,bridge-core-2.2.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-20.9,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive,elementor-default

Gema Piñeiro, directora de Detcamp: “El detective digital, habilitado y regulado, debería ser un hecho”

congreso-detectives-privados-madrid

Gema Piñeiro, directora de Detcamp: “El detective digital, habilitado y regulado, debería ser un hecho”

El detective 4.0. Avance digital. Transformación y desarrollo profesional es el lema con el que el próximo 13 de diciembre arranca Detcamp, el III encuentro anual de seguridad privada, impulsado por la periodista y detective Gema Piñeiro. La jornada, que contará con la participación de la directora general de INCIBE, Rosa Díaz, reunirá las ponencias de un nutrido y multidisciplinar grupo de expertos que abordarán los retos del detective del siglo XXI en plena era digital.

  • ¿Qué es Detcamp y a qué necesidades del sector obedece su puesta en marcha?

 El Detcamp es una plataforma de comunicación y conocimiento en torno a la figura del detective privado, con una perspectiva abierta a la colaboración y sinergias con otros perfiles profesionales cuya actividad, en algún momento, toca o atraviesa el espacio de la investigación privada.

En el 2017 adquirí mi habilitación como detective, la TIP, y fundé los primeros encuentros donde el detective era el protagonista. Yo procedo del mundo del periodismo y la comunicación y siempre he tenido claro que la mejor forma con la que puedo servir a la profesión es como periodista. Tres años después, con el Detcamp, creo que ha sido así.

Como detective, he descubierto una realidad que nada tiene que ver con los estereotipos que hay sobre la profesión. Además, me topé con una labor absolutamente regulada, con una Ley que marca los requisitos y una la Ley de Seguridad 5/2014  con unos límites, controles y sanciones muy claras.

Pero era una profesión que carecía de canales de comunicación con la sociedad; y no hablo de salir en un magacín de televisión enseñando aparatitos, sino de visibilidad empoderada, de relación de tú a tú con los agentes de referencia sociales, que nos desconocen totalmente. Esto comporta titulares desinformados,  que manchan la reputación de todo un sector cuando ¡ni siquiera los que protagonizan las noticias son detectives!

El Detcamp nace, en esencia, por una necesidad de comunicación multidireccional, con el detective como protagonista. Hoy en día hay decenas de eventos profesionales y cientos seguridad, pero en ellos hay pocos, uno o ningún detective invitado.

  •  ¿Cuáles son los aspectos que se van a tratar en esta edición?

El primer año lo dedicamos al encuentro entre representantes, algo que no es fácil porque, a pesar de ser 1400 despachos habilitados para ofrecer servicios de investigación, la profesión está atomizada, lo que complica el empuje al unísono. El año pasado, dimos visibilidad a la existencia de la mujer como profesional de la seguridad pública y privada,  y al detective de utilidad social. Y este año hacemos frente a la necesaria transformación digital: ya no hablamos de retos futuribles, sino de presente, y el presente dice que somos civiles, somos empresa, autónomos, micropymes o pymes y necesitamos con urgencia ayuda de las instituciones para desarrollar la  transformación digital. Como empresarios de servicios y como usuarios de tecnología.

Este año, el Detcamp, cuenta con la directora del Incibe, Rosa Díaz, en su inauguración.  Esto es un hecho de especial trascendencia ya que siempre hemos contado con el apoyo de las FCS, pero este año también nos ayudan con la participación en las ponencias. Creo que tenemos un hilo invisible que nos une, pero entender que somos un sector de pequeños empresarios es determinante.

Además abrimos las puertas a profesionales de los que deberíamos ser aliados necesarios e imprescindibles. El Estado nos otorga un poder clave: ser la única profesión regulada para obtener información sobre conductas o hechos privados, por cuenta de terceros legitimados, y el Tribunal Supremo subraya que en cualquier ámbito (STS 19 febrero 2008, FD 5º in fine). Es decir, ciberespacio o mundo físico. Pero esta capacidad no sirve de nada si estamos desconectados de la sociedad actual.

  •  ¿Cuáles son las principales carencias o dificultades a las que se enfrenta actualmente el detective privado?

Lo primero, estar dentro de una regulación como es la Ley de Seguridad Privada del 2014, que no tiene que ver con nuestras funciones. De hecho, representamos el 1% del sector y la investigación privada debió defender un estatuto propio, pero estamos donde estamos. Después, es complicado de entender que somos civiles y empresarios.  Tenemos un control de nuestra actividad delegado en el CNP, sería impensable a otros profesionales liberales,  como abogados, médicos o “expertos” y peritos varios que pululan en la mal entendida alegalidad. Estas inspecciones son a cambio de ser la única profesión legitimada para prestar servicios de investigación. Es imprescindible defender eso, sobre todo cuando el sector se enfrenta a piratas de cuello blanco.

Y otra gran dificultad es la  carencia de una formación acorde a las demandas de la sociedad de la información, la falta de ciertas habilidades y conocimientos que  nos alejan de infinitas oportunidades de negocio. El detective digital, habilitado y regulado, debería ser un hecho, en un presente inmediato o como especialización en esta nueva etapa de grado universitario que se ha instaurado. De nada sirve una TIP repleta de habilitaciones, si la formación no se ajusta a la demanda laboral.

  •  ¿Consideras que la figura del detective está infravalorado en el mundo empresarial a la hora de llevar a cabo labores HUMINT?

HUMINT , SOCMINT, OSINT… El detective está infravalorado y se desconoce su potencial, cuenta con mala reputación, a las empresas no le gusta reconocer que contratan despachos de detectives ¡cuándo somos los únicos regulados para obtener información legítimamente! Las capacidades del detective van más allá de hacer seguimientos o vigilancias en coche, algo por otra parte muy difícil y que requiere de una paciencia y concentración imprescindible, pero parece que es para lo único que servimos. Y absolutamente,  no es cierto y mucho menos hoy en día con el obligado cumplimiento  de las normas compliances. Cualquier empresa que requiera obtener información de fuentes humanas debería contar sí o sí con detectives privados, como elementos regulados y outsourcing e independientes.

No se puede ir preguntado por ahí sobre terceros porque sí,  entrevistando para obtener datos de si un directivo es un “insider threat” o no. El Humint es el “pan nuestro de cada día” para un detective, bien para relacionarse de forma camuflada con un investigado o para la obtención de datos que permitan conseguir las pruebas de los hechos objetivos, que  es nuestro fin.

  •  ¿Crees que la figura del detective tiene que evolucionar hacia el aprovechamiento de nuevas tecnologías en la obtención de información, por ejemplo OSINT?

 Absolutamente, nos tiramos tres o cuatro años en la universidad para obtener una habilitación y no se dan asignaturas como OSINT, inteligencia empresarial y seguridad de la información u otras materias que nos deberían acercar más a las necesidades empresariales y a formas nuevas de obtener y filtrar datos. El primer curso que realicé de obtención de información en la Red, fue un shock: te das cuenta de lo vulnerables que somos como ciudadanos. Todo el mundo entiende que los delitos se han trasladado a la red, pero es que los hechos y las conductas se desarrollan en Internet también. Por eso necesitamos adquirir habilidades para el uso de herramientas dirigidas la obtención y filtrado, porque eso no quita importancia a comprobaciones físicas.

  •  ¿Existe conciencia en el sector sobre la necesidad de una formación continuada?

En parte. Es un sector muy variado a pesar de ser tan pocos, pero se está consiguiendo despertar esa curiosidad. De todas formas, no solo es una necesidad para el sector de la investigación privada porque uno de los retos de la transformación digital es, precisamente, comprender lo cambiante de todo y la necesidad de formación continua, si no te quedas fuera del mercado. De hecho, creo que disciplinas de inteligencia serían muy útiles para muchos sectores, así se llegaría a entender que el informe de detective no es un informe de inteligencia: el detective no opina, no predice, no sugiere, aporta pruebas, datos, hechos, información y estos pueden ir a favor o en contra del cliente. Luego está en su mano, hacer o no inteligencia con nuestros informes. No somos un departamento, somos independientes en juego, “notarios” en los procesos judiciales.

  •  ¿Sería positivo que el detective se formara en procesos y procedimientos del campo de la inteligencia, como por ejemplo las técnicas de análisis?

 Sí, es cierto que estudiamos planificación en investigación con similitudes en procesos, pero debería ir más allá y ser troncal, porque nos aporta herramientas como empresarios y como prestadores de servicios, y también en el análisis para la planificación de nuestros casos.  Quizá a un detective que lleve 20 años esto le sobra, porque su nicho está más o menos definido, pero desde luego a los noveles (menos de cinco años), no.

  •  ¿Cuál es, en tu opinión, el futuro hacia el que evolucionará esta profesión?

 En el Detcamp haré la primera visualización de los datos oficiales existentes sobre investigación privada y hasta la obtención de estos en la era de los datos, ha sido singular. Somos 1400, es decir, no es big data precisamente, pero somos tremendamente desconocidos en las bases de datos.

Cerraría con la ilusión de que el próximo 13 de diciembre seremos casi 200 profesionales, de perfiles multidisciplinares, un 90% detectives, que las Asociaciones y Colegios mayoritarios estarán presentes y  contamos con el apoyo de los  compañeros de Canarias, con situación geográfica delimitada. Deseo que tengamos una jornada de intercambio de experiencias, sin prejuicios, abiertos a nuevas ideas y también a las de siempre, y que consigamos dar altavoz a la investigación privada a través de los ponentes que se acercan como expertos y expertas a conocernos.  Tenemos que visibilizar nuestras fortalezas, para que las empresas, cuando contraten despachos de detectives, sean conscientes de que ofrecemos un sello de garantía. Hay que pasar página a los intrusos de cuello blanco. Somos el eslabón imprescindible en los procesos de obtención de información sobre terceros.

Puede obtener más información sobre el programa y cómo asistir a Detcamp pinchando aquí 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies