Los Business Wargames y la Superliga

Business wargames

Los Business Wargames y la Superliga

Por J.M Veiga. Curso Superior de Inteligencia de las FAS.

La Superliga ha fracasado. Poco después de anunciarse el nacimiento de esta nueva competición futbolística se sucedieron una serie de reacciones en contra por parte de gobiernos nacionales, federaciones de futbol y aficionados, que hicieron que la mayoría de los clubs de esta superliga la abandonaran. Por ahora, el proyecto no ha tenido éxito.

Lo normal seria preguntarnos qué ha fallado, por qué gobiernos, federaciones, clubes y aficionados se han opuesto, qué se ha hecho mal. Pero desde estas líneas vamos a proponer otro punto de vista, vamos a preguntarnos qué se podría haber hecho para evitar el fracaso.

Después de pasados unos días del anunció del nacimiento de la superliga, se observa que su fracaso se debe a la reacción en contra de actores principales del mundo del futbol. Sorprende que la reacción contraria al anuncio haya sido tan rápida y generalizada. Es más, parece que incluso ha sorprendido a los propios impulsores de la iniciativa. Es muy probable que esta falta de cálculo de las reacciones sea lo que ha provocado su fracaso.

Pero este fracaso se podría haber evitado, se podría haber tenido prevista la reacción de los principales actores y haber diseñado un plan de lanzamiento del proyecto diferente. Es precisamente en este punto donde encontramos una herramienta muy útil que nos puede evitar fracasos, económicos y de imagen, aunque los fracasos de imagen al final son también económicos. Los Business Wargames son esa herramienta que nos permite pronosticar las reacciones más probables a nuestras pretensiones o planes.

Business Wargames y el entorno competitivo

Los wargames son una herramienta de origen militar, empleado desde tiempos antiguos para intentar adaptar los movimientos propios en el campo de batalla a las acciones del enemigo. Se quiere ver lo que es más probable que pueda hacer el enemigo antes de que lo haga, para así tener una ventaja en el campo de batalla.

Los business wargames, siguiendo la estela del campo militar, se asientan sobre la base de un profundo conocimiento, tanto del entorno competitivo, como del competidor u otros actores que puedan modificar el entorno competitivo. Este conocimiento permitirá predecir cómo es probable que el competidor reaccione ante nuestra estrategia en un determinado entorno.

La gran ventaja que proporciona el business wargame es que estructura un procedimiento que permite, en base a un determinado entorno competitivo, hacer reaccionar a los competidores y otros actores ante nuestras acciones.

Los promotores de la superliga, seguro grandes conocedores del entorno futbolístico, debieron lanzar un wargame antes de anunciar el inicio de la nueva competición. En ese wargame, debieron realizar primero un estudio del entorno futbolístico para identificar riesgos y oportunidades desequilibrantes del momento.

Seguidamente, debieron haber reunido a un grupo de personas conocedoras del entorno futbolístico para formar varios equipos. Cada equipo tendría que haberse imbuido de la idiosincrasia de cada actor relevante en el mundo del futbol; clubes, federaciones, autoridades deportivas e incluso aficionados. Tendrían que haber hecho un estudio minucioso del actor e identificar si estaba satisfecho con la situación actual del mundo del futbol, se tendrían que haber preguntado cuáles eran los asuntos sensibles por los cuales reaccionarían de forma contundente y se tendrían que haber preguntado cuáles eran los aspectos que ese actor no estaba teniendo en cuenta del sector que le podría suponer una vulnerabilidad.

En este momento se tendría el tablero de juego listo, un equipo expone la estrategia a seguir para el lanzamiento de la superliga. Después, a modo de juego de rol, el resto de equipos reaccionarían a la estrategia con la mentalidad y los condicionantes del actor al que representan.

Después de una serie de acciones y reacciones, el responsable de la estrategia de lanzamiento tendría clara cuales podrían ser las reacciones más probables del resto de actores del mundo del futbol. Con esta información podría realizar cambios en su estrategia, aplazar el lanzamiento para lanzar planes de apoyo previos o desistir del intento ante un fracaso claro.

En definitiva, hemos visto, de forma muy esquemática, como el desarrollo de un business wargame, bien ejecutado, podría haber evitado un fracaso como este lanzamiento. Al final, invertir algo de tiempo y unos pocos recursos en preparar una estrategia adecuada, compensa con creces posibles fracasos con un gran coste económico para sus promotores.

Si quiere conocer más sobre el próximo curso de Business Wargame, pinche aquí

Comparte esta entrada:


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies