Liderazgo en las organizaciones: ¿quién es un buen líder?

El liderazgo en las organizaciones

Liderazgo en las organizaciones: ¿quién es un buen líder?

Por José Manuel Díaz-Caneja.  Analista de Inteligencia. Curso Superior de Inteligencia de las FAS

Hace unos días releía el artículo “Build your organizational identity” publicado en la página de web de la consultora McKinsey, en el cual los autores reflexionaban sobre el hecho de que contar con un propósito, unos valores y una cultura común puede ayudar a las organizaciones a prosperar a largo plazo.

El problema, y esa es la idea fuerza que trataban de transmitir en el artículo, es cuando se produce un desalineamiento entre lo que la organización dice y lo que realmente hace.

Esto, que es más habitual de lo que parece, puede tener consecuencias desastrosas, ya que induce a que el personal no se comprometa con la organización al percibir esa incongruencia.

Uno de los principales factores que conducen a esta situación es la falta de liderazgo en la organización en diferentes niveles, lo que provoca que los esfuerzos para alinear al personal en un objetivo común resulten baldíos.

Sobre liderazgo se habla mucho, pero ¿qué es un buen líder? ¿qué hace a una persona un buen líder?

LIDER Vs JEFE

Simon Sinek sugiere que un líder es alguien que hace que sus subordinados se sientan seguros, que los atrae a un círculo de confianza y cooperación. Pero crear confianza y seguridad, significa asumir una gran responsabilidad.

Una de las principales tareas del líder es hacer que su gente se sienta segura y protegida por el liderazgo de la organización. Cuando esta situación se alcanza, normalmente, la reacción natural es empezar a confiar y cooperar para lograr el objetivo común.

Cuando empecé a profundizar hace años en el campo del liderazgo se mencionaban dos tipos de líderes: el líder impuesto y el líder adquirido.

El líder impuesto, es aquel con capacidad de mando que es nombrado para ejercer su cargo en un entorno determinado, y al que se le reconoce una determinada autoridad. Este tipo de líderes son obedecidos dado que tienen la autoridad sobre sus colaboradores o subordinados, pero no los “seguiríamos”.

Mientras que el líder adquirido es aquel reconocido como tal por los miembros de la organización, y que no tiene por qué ocupar un puesto con autoridad, pero sin embargo todos le hacen caso y confían en él.

Como indica Simon Sinek, el liderazgo es una elección, no es un rango. Hay muchas personas, en lo más alto de sus respectivas organizaciones que no son líderes, son autoridades, o como indicábamos antes, lideres impuestos, a los que comúnmente denominamos jefes.

A estos líderes impuestos les obedecemos y hacemos lo que dicen, debido a que tienen la autoridad sobre nosotros, pero no los seguiríamos. Seguramente conocerán a muchas personas que se encuentran en la parte inferior de las organizaciones que no tienen prácticamente autoridad, pero son líderes absolutos, el denominado líder adquirido, y esto se debe a que han elegido cuidar a las personas de alrededor. Eso es un líder, no un jefe.

Algunas de las principales diferencias entre líder y jefe podrían ser:

  • El jefe inspira miedo, mientras que el líder inspira confianza.
  • El jefe maneja a la gente, mientras que el líder la prepara.
  • El jefe sabe cómo hacer las cosas, mientras que el líder enseña cómo hacerlas.
  • El jefe pretende saber todas las respuestas, mientras que el líder se focaliza en hacer las preguntas correctas.
  • El jefe empuja al grupo, el líder va delante del grupo.
  • El buen líder no quiere ser el mejor del equipo, si no que trata de ser el mejor para el equipo.

 

EL LIDERAZGO EN LAS ORGANIZACIONES

En una organización ideal, sería perfecto si el líder coincidiera con el jefe, con el líder impuesto. En muchos casos la realidad no es así. Según muchos estudios, una de las variables que marca la diferencia, son las condiciones dentro de la organización, y ahí es donde importa el liderazgo, porque es el líder quien marca las pautas.

El verdadero liderazgo se focaliza en las emociones, trata de inspirar, de motivar, en contraposición a lo que actualmente vivimos en las organizaciones. El motivo se encuentra, en gran parte, en la excesiva dependencia de la tecnología que provoca un desapego de las emociones y conduce a que olvidemos el “factor humano”, incurriendo en la deshumanización.

El verdadero liderazgo trata de “humanizar” a las organizaciones y eso empieza por dejar de gestionar personas y pasar a liderar personas.

Los resultados en una organización pueden ser sorprendentes cuando un líder elige poner la seguridad y la vida de las personas dentro de la organización en primer lugar, sacrificando sus comodidades y, en la medida de lo posible, los resultados tangibles, para conseguir que las personas permanezcan y se sientan seguras perteneciendo a un grupo.

En muchas empresas se le dan bonus a las personas que están dispuestos a sacrificar a otros para poder ganar. ¿No es esto el mundo al revés? ¿No es un síntoma de la falta de valores y de disociación entre lo que decimos y lo que hacemos? Es el liderazgo perverso, el del fomento del líder impuesto y del miedo.

Como dice Simon Sinek, los llamamos líderes porque van primero. Los llamamos líderes porque asumen el riesgo antes que nadie. Los llamamos líderes porque van a elegir sacrificarse para que su gente pueda estar segura y protegida y, por lo tanto, para que su gente pueda ganar y, al hacerlo, la respuesta natural es que su gente se sacrificará por su líder.

Ellos darán su sangre, sudor y lágrimas para ver que triunfa la visión de su líder, y cuando les preguntemos: “¿por qué hiciste eso? ¿por qué darías tu sangre, sudor y lágrimas por esa persona?”, todos responderán lo mismo: “porque ellos lo hubieran hecho por mí”.

¿No es esa la organización en la que a todos nos gustaría trabajar?

Comparte esta entrada:


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies